Láser Fraxel para tratar las manchas de la cara tipo melasma

Cuando el paciente consulta por manchas en la cara tipo melasma, el médico debe realizar una historia clínica completa y recoger información sobre medicamentos, datos ginecológicos, trastornos hormonales del tiroides y glándula adrenal.

En Ribe Clinic disponemos de múltiples láseres médicos y otras tecnologías que se utilizan para tratar el melasma.

null

El tratamiento del melasma es complejo y largo, pues se trata de una pigmentación crónica. Por tanto, siempre digo a mis pacientes que un  trastorno crónico requiere un tratamiento crónico. El tratamiento del melasma puede ser único o combinado. Así, podemos utilizar láser y/o cremas despigmentantes junto a factor de protección solar.

El único láser aprobado para el tratamiento del melasma es el Láser Fraxel Dual. Recientemente, en algunos casos se utilizan láseres de picosegundos. La Dra. Adriana Ribé ha sido pionera en ofrecer en España el tratamiento Fraxel para melasma aprobado por la FDA y ha sido galardonada con el Diamond Award.

¿Qué es el melasma?

Los melasmas son manchas grandes con bordes geográficos y distribuidos habitualmente en mejillas, labio superior y frente. Suelen empeorar de forma muy significativa en verano y con la exposición solar. El melasma suele tener un origen hormonal en relación a embarazos, tomas de tratamientos hormonales o incluso, alteraciones tiroideas o de otros órganos endocrinos.

Una vez han aparecido estas manchas tipo melasma, sabemos que empeoran en verano y con la exposición al sol en cualquier época del año. No hay que olvidar que el sólo hecho de exponerse a la luz (en casa o en el exterior en días nublados) también oscurece el melasma.

Características de la tecnología Láser Fraxel re:store ®

Cuando aplicamos el láser Fraxel en el tratamiento del melasma, especialmente la más novedosa longitud de onda: 1927nm, estamos renovando la epidermis y por tanto, eliminando el pigmento epidérmico y, además, actuamos en la dermis renovando la dermis con el pigmento profundo que es el más difícil. Esto se ha demostrado con estudios histológicos en biopsias tomadas en la piel de pacientes con melasma. Se observa como el pigmento epidérmico y dérmico se va eliminando a través de la epidermis.

La Dra. Adriana Ribé recomienda un protocolo de tratamiento personalizado para el melasma después de un diagnóstico preciso.

Lo más habitual es realizar 4 sesiones de láser Fraxel combinadas con cremas despigmentantes y factor de protección solar 50+ (preferiblemente 100).

El tratamiento láser para eliminar el melasma requiere aplicar crema anestésica para prevenir posibles molestias 1 hora antes de la sesión láser. Al terminar el tratamiento la piel tiene un aspecto sonrosado y notamos una sensación de calor que desaparece en unas horas. Se puede maquillar si se desea y reanudar la vida social inmediatamente.