arrugas expresion botox

Toxina botulínica para el tratamiento de las arrugas

Las arrugas faciales pueden ser de dos tipos: de expresión o estáticas.

Las arrugas de expresión son las producidas por la contracción de los músculos al gesticular. Tenemos arrugas en frente, arrugas en entrecejo, arrugas alrededor de los ojos (patas de gallo) o arrugas alrededor de la boca (código de barras).

null

Las arrugas gravitacionales o estáticas son las que se producen por el envejecimiento de la piel (cronológico o fotoenvejecimiento). Las más comunes están en la zona del surco nasogeniano (a ambos lados de la boca).

Las arrugas de expresión de la frente, entrecejo, alrededor de los ojos y algunas del cuello se tratan mediante la inyección de toxina botulínica en la placa muscular.

Las arrugas estáticas se tratan inyectando materiales de relleno como ácido hialurónico, entre otros.

Cortesía de Merz

¿Qué es la toxina botulínica?

La toxina botulínica es una neurotoxina elaborada por una bacteria denominada Clostridium botulinum.

La capacidad que posee la toxina botulínica para producir parálisis muscular por denervación química se aprovecha para usarla como medicamento en el tratamiento de ciertas enfermedades neurológicas y como producto cosmético para tratamiento estético de las arrugas faciales.

¿Cómo funciona la toxina botulínica en el tratamiento para quitar, atenuar o prevenir las arrugas de la cara?

El efecto farmacológico de la toxina botulínica tiene lugar a nivel de la unión neuromuscular. En esta región de transición entre el nervio periférico y el músculo se produce la liberación de acetilcolina, un neurotransmisor necesario para producir la contracción muscular. La toxina botulínica actúa de forma local mediante el bloqueo de la liberación de acetilcolina, lo que se traduce en parálisis muscular temporal.

Aplicaciones cosméticas de la toxina botulínica en el tratamiento para las arrugas

La historia de la toxina botulínica en el campo de la estética comienza accidentalmente en 1987 de la mano de la Dra. Jean Carruthers, tratando a una paciente afectada de blefaroespasmo.

Una forma diluida de la toxina botulínica tipo A, se considera hoy en día que es uno de los tratamientos que ofrece mejores resultados para eliminar las arrugas.

Esta forma de toxina botulínica, tras su infiltración con una aguja extra fina en el músculo debajo de la piel de la zona que se desea tratar, actúa inhibiendo por relajación el movimiento muscular. Con este efecto se pretende que desaparezcan las arrugas y por tanto proporcionar un aspecto más juvenil en la piel.

Preguntas frecuentes sobre la toxina botulínica

¿Qué arrugas se pueden tratar con toxina botulínica?

La toxina botulínica se aplica directamente en las arrugas a tratar, como las líneas de expresión alrededor de los ojos, la frente y el entrecejo.

Su efecto relaja el movimiento de los músculos, minimizando las arrugas si son marcadas, eliminándolas si son suaves e incluso se pueden prevenir las arrugas.

¿Se pueden evitar las arrugas?

El efecto de la toxina botulínica relaja el movimiento de los músculos. Si la toxina se inyecta en fases muy iniciales de la arruga, se puede evitar su aparición.

Resultados de la toxina botulínica en el tratamiento para las arrugas

Los resultados de la inyección toxina botulínica pueden empezar a verse tras 24 o 48 horas de su aplicación y duran aproximadamente de 3 a 6 meses.

Los resultados dependen de la severidad de las líneas y de la reacción del cuerpo al producto.  Se observa que el músculo se mueve menos o no se mueve y por tanto las arrugas se atenúan o eliminan según su severidad.

Los pacientes pueden continuar con su vida normal después de recibir las inyecciones.

¿Es dolorosa la inyección de toxina botulínica para el tratamiento para las arrugas?

La inyección de la toxina botulínica para eliminar, atenuar o prevenir las arrugas es un tratamiento poco doloroso.

Además tiene las ventajas de no necesitar un tiempo de recuperación ni tampoco de cuidados y a diferencia de otros tratamientos de rejuvenecimiento de la piel, no hay problemas en exponer la piel al sol.

¿Cuánto duran los resultados de la toxina botulínica en el tratamiento para las arrugas?

Los resultados de la toxina botulínica para eliminar, atenuar o prevenir las arrugas tienen una duración temporal, entre tres a seis meses, tiempo después del cual debe renovarse la dosis si se desea mantener el resultado.

Efectos secundarios de la inyección de toxina botulínica en el tratamiento para las arrugas

En general, los efectos secundarios de la inyección de toxina botulínica para el tratamiento de las arrugas son leves y transitorios y no limitan la realización de sucesivas infiltraciones.

Los efectos secundarios de la inyección de toxina botulínica para el tratamiento de las arrugas pueden ser:

  • Hematoma que se da en más del 10 % de los pacientes.
  • Poca duración del efecto, menos de dos meses. Este efecto indeseable se presenta en menos del 10 % de los pacientes.
  • Caída de cejas o párpados
  • Asimetría en ambos lados de la cara
  • Dolores de cabeza o cuello. Este efecto secundario es muy poco frecuente.
  • Inflamación de los párpados o tejidos blandos en la zona de la aplicación de la toxina botulínica.

Precauciones en el uso de toxina botulínica en el tratamiento para las arrugas

Tomando como base las recomendaciones del grupo de trabajo de Farmacovigilancia (PhVWP), la Agencia Europea de Medicamentos (EMEA), de forma coordinada con otras Agencias Reguladoras Europeas, recomienda lo siguiente:

  • Los medicamentos a base de toxina botulínica deben de ser administrados por médicos con la experiencia suficiente, incluyendo el uso del equipo necesario.
  • Deben seguirse las técnicas de administración recomendadas y las instrucciones posológicas específicas de cada medicamento e indicación (incluida la recomendación de usar la dosis mínima eficaz y la de ajustarla teniendo en cuenta las necesidades individuales).
  • El paciente debe ser oportuna y claramente informado sobre el tipo y marca del medicamento o presentación de la toxina que le va a ser aplicado puesto que no todas las toxinas están aprobadas para su uso en España
  • Debe informarse a los pacientes de los posibles efectos secundarios que suelen ser leves y transitorios
  • No lo utilice si está embarazada o cree que podría estarlo
  • No lo utilice durante la lactancia materna.
  • Informe al médico si tiene enfermedades nerviosas o musculares.
  • Informe al médico si está tomando antibióticos, relajantes musculares, anticolinérgicos, aspirina, anticoagulantes o algún otro medicamento.