Quitar, atenuar o prevenir las arrugas de la cara con láser fraccionado CO2

Tratamos las arrugas con láser fraccionado CO2. Dependiendo del grado de severidad de la arruga y su antigüedad, utilizaremos diferentes parámetros y propondremos un número de sesiones de láser CO2.

null

Los pacientes nos preguntan: ¿Se puede eliminar una arruga? Depende del grado, antigüedad y localización de la arruga.

láser CO2: ANTESláser CO2: DESPUÉS

Dr. Steven Weiner

Proponemos un tratamiento para quitar, atenuar o prevenir las arrugas de la cara activando la formación de nuevo colágeno y contrayendo la piel. Así la arruga se puede eliminar o atenuar y en casos muy iniciales se puede prevenir que empeore.

Características de la tecnología Láser fraccionado CO2

El láser CO2 es un láser terapéutico fraccional indicado para el tratamiento de las arrugas.

Este láser trata la piel a través de una matriz de puntos de luz láser que varían en intensidad, dependiendo del tipo de piel, del grado de la arruga y los resultados del tratamiento deseados.

La luz del láser actúa en la epidermis y en la dermis calentando la epidermis y el colágeno de la dermis a altas temperaturas. Así se consigue un recambio de la epidermis y una desnaturalización del colágeno antiguo de la arruga en la dermis estimulando la formación de colágeno nuevo de mayor calidad para quitar, atenuar o prevenir la arruga tratada.

Tecnológicamente, este láser para el tratamiento de las arrugas actúa de forma fraccionada. Es decir, produce columnas de actuación microscópicas en la piel (epidermis y dermis) dejando intacto el tejido entre las columnas. Así, el tejido de las columnas se va a renovar produciendo un colágeno nuevo y una epidermis más trófica ayudado por el tejido circundante sano que promueve esta reparación. Se trata de un proceso natural del propio cuerpo reemplazando el colágeno dañado por una piel nueva, sana y brillante con arrugas menos visibles.

El tratamiento con láser de CO2 para quitar, atenuar o prevenir las arrugas se personaliza puesto que va con un ordenador que permite seleccionar la potencia con la que se quiere trabajar, la profundidad y el tiempo del pulso para así, actuar en capas superficiales, intermedias y profundas según la necesidad.

Para conseguir los resultados que uno busca en su tratamiento para quitar, atenuar o prevenir las arrugas, normalmente hacen falta varias sesiones. La Dra. Adriana Ribé recomienda un protocolo de tratamiento personalizado después de un diagnóstico de piel preciso, que va de 1 a 2 sesiones según el caso. El número exacto de sesiones se personaliza en función del grado de la arruga y de los resultados que se esperan obtener.

El tratamiento con láser para quitar, atenuar o prevenir las arrugas requiere aplicar crema anestésica para prevenir posibles molestias 1 hora antes de la sesión. Al terminar la sesión de láser para el tratamiento de las arrugas, la piel tiene un aspecto sonrosado y notamos una sensación de calor que desaparece en unas horas. En la semana siguiente al tratamiento aparecen costras puntiformes, hinchazón de leve a moderado y recambio de la piel en 1 semana. Se recomienda una baja social de 1 semana.

Dependiendo del nivel de tratamiento, después del procedimiento láser para quitar, atenuar o prevenir las arrugas, la piel está enrojecida e hinchada y notamos una sensación de calor que desaparece en unas horas. En la semana siguiente al tratamiento aparecen costras puntiformes, hinchazón de leve a moderado y recambio de la piel en 1 semana. Se recomienda una baja social de 1 semana.

Después del tratamiento láser para quitar, atenuar o prevenir las arrugas se aplica una crema cicatrizante o reparadora en la zona tratada durante 1 semana y se receta tratamiento antiinflamatorio y preventivo antiviral (virus del herpes). Se pueden tomar analgésicos sin receta en los días posteriores para aliviar cualquier molestia. En 1 semana se reanudan las cremas habituales así como una protección solar (SPF +50).

El tratamiento láser Co2 para quitar, atenuar o prevenir las arrugas es una opción terapéutica segura avalada por una amplio número de investigaciones. Como todos los tratamientos, debe hacerse por un profesional médico con experiencia en esta tecnología y con una historia clínica del paciente para minimizar el riesgo de cualquier reacción negativa.

Los resultados del tratamiento para quitar, atenuar o prevenir las arrugas son graduales. A los pocos días las arrugas están más atenuadas y la piel ya está más tersa, suave, luminosa y con tono más uniforme.

Generalmente se observa una diferencia significativa en 1 tratamiento. Si se hace más de 1 sesión, en cada sesión los resultados se van acumulando y la mejoría aumenta. Además, al acabar las sesiones, la piel sigue mejorando los próximos 3-6 meses a medida que las células nuevas que se han activado continúan produciendo nuevo colágeno.

La duración de los resultados tras el tratamiento láser para arrugas depende del estilo de vida, la edad, el estado y cuidado de la piel de cada persona. En ocasiones, este tratamiento con láser CO2 se combina con inyección de toxina botulínica o rellenos de ácido hialurónico.