Smartxide

La tecnología láser del CO2 fraccional extrae con precisión las capas externas de piel dañada y envejecida para dejar al descubierto la piel subyacente pero en forma pixelada, más suave y lisa, y de aspecto más joven.

Consiste en la emisión de miles de minúsculos haces, que penetran en la piel a modo de profundas columnas térmicas hasta la dermis profunda. Estas columnas térmicas son zonas de heridas microscópicas separadas por tejido circundante sano, que contiene células con capacidad para promover una rápida cicatrización. La energía que penetra en la dermis profunda, remodela el colágeno al igual que el láser de CO2 antiguo tradicional, pero sin sus efectos secundarios.

El láser de CO2 fraccional se utiliza para el tratamiento de líneas faciales y arrugas tanto superficiales como profundas. Permite realizar un rejuvenecimiento cutáneo más intenso que otros tratamientos similares como peelings, dermoabrasión o IPL. Se realiza en áreas específicas como son alrededor de la boca, y de los ojos, párpados, en toda la superficie facial, escote, cuello y dorso de las manos.
También se utiliza para tratar casos de marcas de acné moderadas-severas, incluso en manchas de diferente índole y mejora la flacidez.

Los resultados se ven inmediatamente, observando además una mejora gradual a medida que se reordena el colágeno.