Me preocupan las arrugas que tengo en la cara. ¿Qué necesito, ácido hialurónico o bótox?

Esta es una pregunta muy frecuente de mis pacientes. Hay tanta información en internet, en redes sociales, amigas que nos cuentan… que a veces es difícil saber qué es lo que nosotros necesitamos cuando tenemos arrugas en el rostro.

En un mundo donde el consumidor está bombardeado por estímulos y descuentos es cuando es más importante que nunca el asesoramiento que nos hace nuestro médico experto en Medicina Estética.

En Ribe Clinic evaluamos su caso de arrugas en la cara y le proponemos el tratamiento para solucionar las arrugas que quiere corregir o prevenir.

Así, cuando estamos interesados en corregir o prevenir una arruga incipiente, analizamos la cara del o la paciente.

  • Si tiene arrugas en la frente, entrecejo, patas de gallo (alrededor de los ojos) o código de barras (alrededor de los labios) el tratamiento de elección para estas arrugas es la inyección de toxina botulínica (que conocemos como “botox”). Esto es así porque estas arrugas del rostro se forman por contracciones de los músculos de estas zonas al expresarnos, gesticular, hablar… Son arrugas de expresión o dinámicas. La toxina botulínica al ser inyectada en estas arrugas del rostro paraliza la contracción del músculo donde se aplica. Así, si la arruga se origina por contraer el músculo, al dejar de contraerlo, ya no se forma la arruga. Esto es siempre así en estadios iniciales de la formación de la arruga. Cuando se lleva mucho tiempo moviendo el músculo, la arruga de la cara se ve tanto en reposo como en movimiento. Por ello, hay que empezar en momentos iniciales de la formación de la arruga del rostro o como prevención en aquellos pacientes en los que se observa mucha gesticulación de la cara
  • Por otra parte, hay otro tipo de arrugas del rostro que se forman por la gravedad, por falta de colágeno… Son las arrugas de envejecimiento o estáticas que aparecen por el ineludible paso del tiempo. La piel envejece, pierde tersura y disminuye el colágeno. Se vuelve más fina, más seca y menos elástica. También existen otros factores que pueden acelerar el envejecimiento prematuro de la piel: Sobre todo el sol, el frío, una mala alimentación, falta de hidratación, el tabaco, el estrés, etc. Estas arrugas del rostro se tratan con la inyección de ácido hialurónico.

– ¿A partir de qué edad empiezan a aparecer las arrugas del rostro? 

Es muy variable pues depende del tipo de piel, de su calidad y de cómo la persona la cuide. Pero en líneas generales podríamos decir que las arrugas de la cara, alrededor de los ojos y la frente, aparecen a finales de los 20 años.

– Además de tratar las arrugas del rostro con toxina botulínica o ácido hialurónico, ¿podemos prevenirlas? 

Es muy importante la prevención de las arrugas del rostro. Una vez las arrugas han aparecido es más difícil luchar contra ellas, pero unas correctas pautas de prevención ayudarán a retardar su aparición en la medida de lo posible. Así para prevenir o retrasar la aparición de arrugas del rostro recomendamos:

  • Utilizar las cremas adecuadas en cada tipo de piel y por cada franja de edad
  • Evitar una excesiva exposición solar y utilizar siempre cremas con protección solar
  • Evitar los cambios bruscos de peso
  • No fumar
  • Tomar antioxidantes
  • Acudir a un especialista de la piel para que nos aconseje
  • En Ribe Clinic además de estos consejos generales para tratar o prevenir las arrugas del rostro hacemos estudios genéticos para individualizar más su estilo de vida acorde a sus genes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentarios de la entrada